¿Por qué NO puedes ser el mejor amigo de tus hijos?

Hablar de las relaciones entre padres e hijos y la delgada línea entre ser un padre buena onda a pasar a ser su amigo, es algo verdaderamente complicado. Por un lado te habla de abrirte a ellos y por otro, el de marcar límites. Entonces ¿por qué dicen que no puedes ser el mejor amigo de tus hijos?

No puedes ser el mejor amigo de tus hijos por estas razones

Anteriormente,  el padre de familia era tradicionalmente el proveedor, mientras que la madre solía quedarse en casa al cuidado (y crianza) de los hijos. Era difícil que los niños pudieran establecer contacto directo y constante con el padre, pues tenía que salir de casa a buscar el sustento”, explica el psicólogo, Juan Pablo Arredondo.

Ahora la imagen del padre, está tornando a un ser más cercano, amigable, alguien a quien le puedes contar lo que sea. Pero, las razones por las que no puedes ser el mejor amigo de tus hijos, no solamente es un tema que abarca a los hombres, sino también a las madres.

Algunas madres llegan a decir que son las mejores amigas de sus hijas, se visten incluso igual y  muchas veces esto se traduce como algo positivo. “Sin embargo, la idea de relacionarse con el entorno del hijo, mostrar interés e incluso divertirse juntos, no exime lo estricto que hay implícito en la educación y la crianza del vástago. Los niños y jóvenes necesitan interiorizar la autoridad propia de sus padres, sin excesos, pero con claridad y firmeza” comenta Antoni Jiménez Massana, psicólogo y educador social, para el periódico El País.

Por su parte, Arredondo explica que un padre de familia que se convierte en una figura cercana, agradable y amistosa, parece ser la combinación perfecta. No obstante, tal acercamiento y vinculación puede provocar una situación inversa a lo deseable. Por lo tanto no puedes ser el mejor amigo de tus hijos.

La terrible adolescencia

Durante esta etapa, los adolescentes tienen descontrol emocional y están en constante cambio, lo que los hace sentir incomprendidos; sin embargo aunque los padres quieran estar en sincronía y hacer que sus hijos se sientan acompañados, no puedes ser el mejor amigo de tus hijos.

Antoni Jimenez recomienda que la relación no traspase “la barrera  que  separa los roles de cada uno. Los papeles de padres y amigos son incompatibles. Esto cambia en la edad adulta del hijo. Ahí sí se deja de ejercer ese “dominio”. Sin embargo, esto debe ocurrir cuando el hijo tenga una autonomía comprobada”.

¿Cómo tener una relación cercana?

Los expertos indican que desde pequeños los padres deben inculcarle amor y seguridad a sus hijos, deben depositar todo el afecto posible en su hijo y fortalecer su vínculo. De igual forma comentan que resulta contraproducente para el hijo que el progenitor evite sujetar el timón y decir “no” por miedo al rechazo.

Por su parte, Juan Pablo Arredondo, comenta para bbmundo que “los niños requieren de una figura que represente el respeto a la autoridad y a la sociedad. No debemos tender a ser amigo de nuestros hijos, aunque sí creo en la posibilidad de ser un papá amigable. No renuncies a la responsabilidad de ser padre”.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial