Liberara el estrés de tu perro

Esta etapa de resguardo trae consigo ansiedad también para él, pero tienes a tu alcance la oportunidad de llenarlo de paz y tranquilidad. ¡Ayuda a tu perro a liberar el estrés!

Ahora, las rutinas de todos han cambiado y tu mascota no está exenta de ello, la falta de paseo y de sus actividades habituales, entre otros detalles, pueden ocasionar que se sienta inquieta y que también se hayan registrado cambios en su comportamiento que suman a que el estrés aumente, tanto en ella como en ti y con quienes compartes el espacio.

Y aunque por ahora no hay tanto por hacer para devolverle sus salidas y sus rutinas a tu perro, si identificas esas áreas que provocan que se altere, harás mucho por él y juntos podrán esperar con paciencia a retomar su estilo de vida.

Así ve el mundo ahora

Sin duda que le hace feliz tenerte cerca, pero como explica Rita Domínguez, asesora técnica en comunicación científica de Eukanuba, al estar acompañándote por largos periodos sin distracciones ni nada que altere su sueño acumula calorías, lo que lo hace propenso a padecer sobrepeso, artritis y otras afecciones que pueden tener consecuencias en sus articulaciones, músculos y órganos internos.

La solución es despertarlo de manera regular para que estire sus patas, suba y baje escaleras o realice caminatas y trotes cortos por toda la casa, así tú y él se mantendrán activos a lo largo del día.

La especialista dice que si tiene comportamientos fuera de lo común, como hurgar en la basura, mordisquear bruscamente y reaccionar de manera intensa, es porque tiene exceso de energía, por lo que en lugar de reprenderlo dedícale entre 20 a 40 minutos de actividad física diaria repartida en varios juegos al día.

“Otra alternativa es que armes un circuito de obstáculos en el patio con sillas u objetos de plástico que tengas en casa o, incluso, algunos saltos ayudarán, solo recuerda que, con base en la raza, la edad y el tamaño de tu perro será la intensidad/dificultad de los ejercicios permitidos y la duración de cada uno”.

Ayuda a tu perro a liberar el estrés

También es posible que en tu afán de mantenerlo activo exageres un poco, pero lo adecuado es equilibrar el tiempo y la actividad, por ejemplo, dice la experta, asegúrate de que los juegos tengan una duración máxima de 5 minutos cada uno, ya que los largos periodos realizando una misma actividad pueden provocar comportamientos obsesivos, “es decir; su cuerpo se tensa y su mente entra en un estado que no le permite disfrutar del juego pues lo hará más de manera automática, impidiéndole notar todo lo que está a su alrededor. Para evitarlo, ten listos al menos tres juegos o juguetes distintos y altérnalos o combínalos para mantener su mente ocupada en distintas cosas”.

Ahora, más que nunca, tu mascota necesita de ti y de que le ayudes a adaptarse a este periodo que también para ella ha significado un cambio radical, pero que juntos podrán superar en vías de volver a disfrutar de su vida en conjunto.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial